Cosas que no debes hacer en un aeropuerto al viajar

Cosas que no debes hacer en un aeropuerto al viajar

Si al precio de unas entradas para ver la última comedia en el cine es demasiado para tu presupuesto, sabemos de un lugar donde las risas son gratis, los aeropuertos.

Consejos para comportarse si te encuentras en un aeropuerto

Muchas historias ocurren cada día en los aeropuertos de todo el mundo, muchas de estas historias causan risa, otras causan conmoción y otras quedarán para la posteridad como el recuerdo de viajeros despistados o locos.

Una mujer de 78 años dijo que no entendió las instrucciones de un agente de aduanas cuando le revisaron la maleta en el aeropuerto internacional de Estocolmo en 2008. En lugar de colocar su equipaje en una tolva de equipaje, según las instrucciones que le dio el agente, se dejó caer ella misma sobre la tolva.

Recostada en la cinta transportadora de la tolva como una bandeja en un lavavajillas de la cafetería, viajó a la zona de manipulación de equipaje antes de que alguien pudiera rescatarla. Aún con todo, pudo realizar su vuelo a Alemania.

Otros pasajeros son menos inocentes como dos adolescentes de Nueva Jersey, Estado Unidos, en un viaje de voluntarios de la iglesia que fueron arrestados en el Aeropuerto Internacional Louis Armstrong de Nueva Orleáns en 2008 por montarse en una cinta transportadora de equipaje más allá del control de seguridad y poder entrar en un área protegida.

Un investigador de la Universidad de Columbia, también en Estados Unidos, fue capturado en 2010 por la misma ofensa, cuando montado en la cinta de equipaje en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy en Nueva York, después de haberle sido denegada la entrada a la zona porque no tenía una identificación con foto, logró su objetivo poco antes Cosas que no imaginarias que pasan en un aeropuerto

¿Lo más loco que creemos que alguien ha podido pasar por el control de seguridad y llegar a meterlo en un avión? Una motosierra de gasolina.

¿La segunda cosa más tonta? Un pariente muerto en una silla de ruedas, para evitar pagar la tarifa por transportar un cuerpo.

Un hombre de 29 años que llevaba un objeto en forma de granada prefirió mentir a los agentes de aduana y decir que era una bomba en lugar de admitir frente a su madre que era parte de un dispositivo de placer sexual.

Diamante en bruto

Esta es una de nuestras historias favoritas, un ciudadano estadounidense viajando desde Tel Aviv dijo a las autoridades del Aeropuerto Internacional John F. Kennedy que no tenía nada que declarar. ¿Qué llevaba en su maleta? Nada más y nada menos que 1.2 millones de dólares en diamantes.

Mejor tarde que nunca, en serio

¿Qué no se te ocurriría hacer si estás llegando tarde a un vuelo? Por supuesto, llamar al aeropuerto y decir que hay una amenaza de bomba.

Eso es lo que se le ocurrió a un periodista deportivo alemán cuando estaba corriendo para coger un avión para ir a cubrir un partido de fútbol de 2008. Su plan podría haber funcionado si no queda al descubierto cuando llama para preguntar sobre el retraso cuando aún no se había anunciado.

Una mujer intentó una treta similar en 2009 cuando su jefe en Miami se había retrasado y no llegaba a su vuelo a Honduras. Ella hizo una amenaza de bomba a través de un correo electrónico, que posteriormente fue rastreado. Cómo es lógico, ambos fueron arrestados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *